¿Qué nos depara el futuro económico?

La economía mundial vive uno de sus momentos más inestables en la historia de la humanidad. La crisis que comenzó en 2008, también conocida como la gran recesión, se ha convertido en una realidad de la que ha costado y aun cuesta mucho trabajo sobrepasar.

Los pronósticos para el futuro económico son cuando más conservadores, la mayoría pesimistas y auguran muy pocos cambios en el escenario mundial. Todo apunta a que seguirá la incertidumbre y los recortes y el desempleo no disminuirán en un plazo corto. Los augurios más optimistas prevén un crecimiento muy pequeño, que no incidirá mucho en el cambio de las condiciones actuales.

 

Lo que se vaticina para el 2017

La economía mundial tuvo un leve aumento a mediados de este año y la mayoría de las grandes potencias económicas tuvieron por primera vez en varios años una tasa leve de crecimiento sostenido. Esto provocó que algunos especialistas dieran pronósticos halagüeños para el 2017.

Lo cierto es que el optimismo ha durado poco, pues diferentes sucesos, como la salida del Reino Unido de la Unión Europea o el triunfo de Donald Trump como presidente de los EEUU, han vuelto a golpear la insipiente mejora. Su impacto se refleja claramente en la caída de la bolsa de valores.

Todo parece indicar que el 2017 será otro año difícil. Los recortes presupuestarios y las altas tasas de desempleo no serán extraños y las pequeñas y medianas empresas sufrirán para mantenerse a flote debido a la inestabilidad y el poco crecimiento del producto interno bruto.

 

¿Qué sucederá en España?

El escenario de la economía española tampoco es muy prometedor. El crecimiento del producto interno bruto se pronostica que cierre el año con un aumento del 2,7 por ciento, por debajo de lo esperado. Pero lo peor es que para el 2017 el aumento será menor, rondando el 2,3 por ciento según el Banco de España.

A esto se le suma la inestabilidad política, que solo arroja más incertidumbre sobre los pronósticos.

by